Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

La medición de resultados en salud, clave para hacer más eficientes los sistemas sanitarios

Santander.- Con motivo del XVII Encuentro de la Industria Farmacéutica Española, que se está celebrando esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Jesús Acebillo y Humberto Arnés, presidente y director general de Farmaindustria, Nathalie Moll, directora general de la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (EFPIA) y Félix Lobo, catedrático de Economía Aplicada de la UC3M y director del encuentro, han atendido a los medios de comunicación para poner en valor la importancia de la medición de resultados en salud con el objetivo de lograr una mejor eficiencia de los sistemas de salud.

Una medición de resultados en salud que Arnés define como “poder medir y cuantificar el beneficio del paciente. Medir de la forma más eficaz posible cómo mejora el paciente y qué costo tiene asociado a esa mejora, sabiendo así exactamente cuáles son los niveles de eficiencia en las diferentes patologías y hospitales”.

“La medición de resultados en salud es una de las dimensiones estratégicas en la que la industria farmacéutica más está volcando sus esfuerzos”, ha asegurado el director general de Farmaindustria. Asimismo, ha puesto de relieve la concienciación como una de las fases para que esta mejora en la medición se pueda hacer realidad, de manera que la sociedad perciba “su importancia para lograr una mejor eficiencia y sostenibilidad de los sistemas de salud”, ha añadido.

Como ha destacado Acebillo, uno de los papeles fundamentales de la industria farmacéutica, en diálogo con las comunidades autónomas, es el de “ayudar a desarrollar programas piloto que mejoren la cultura de los resultados en salud”. El objetivo es “ver cuáles son exactamente los centros de excelencia que tienen capacidades específicas para medir en áreas concretas e incrementar la resonancia de su actividad, a efectos de que los resultados en salud sean la norma, y no una excepción”. “Si somos capaces de dinamizar la migración de la obsesión por la contabilidad presupuestaria actual a una contabilidad analítica, podrá pasar lo que está pasando con la investigación clínica, donde España es un país clave en Europa”, ha explicado el presidente de Farmaindustria.

Uno de los vectores cruciales en este cambio de paradigma será la digitalización, que a nivel europeo tiene un impacto notable. Como ha explicado Moll, en Europa “se están digitalizando los diferentes procesos desde lo que es la atención al paciente, la comunicación del paciente con el sistema sanitario, el uso de la asistencia sanitaria y la monitorización final”. Una digitalización que está presente en las industrias en su relación con los pacientes, pero también con los académicos, que como ha subrayado la directora general de la EFPIA, “tienen un importante peso en el desarrollo de los diferentes medicamentos”.

Por último, Acebillo ha resaltado el papel “fundamental” del paciente como generador de datos. “El futuro tecnológico nos brinda la oportunidad de que los pacientes puedan tener un mayor control incluso en situaciones ambulatorias, que va a enriquecer y mejorar la gestión de su proceso de enfermedad, en términos de eficiencia”, ha señalado.

Fotografía: UIMP 2017 | Juan Manuel Serrano