Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

El magistrado Ignacio González analiza en la UIMP el papel de los medios de comunicación en el ámbito de la justicia

Santander.- El magistrado Ignacio U. González Vega ha reflexionado sobre el Retrato de la justicia en la prensa española dentro del encuentro, que también dirige, Justicia, literatura, cine y periodismo que se ha celebrado esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Lo primero que ha manifestado es que “si no hubiera sido juez, hubiera sido periodista”, y que su intención es reflejar “cómo se aborda la realidad judicial por parte de la prensa”.

Un hecho que ha destacado es que “la Justicia en España acarrea desde hace muchos años una mala imagen provocada por el desconocimiento de la prensa”. Así, se ha referido a una encuesta que se hizo en 2015 a distintos jueces sobre el tratamiento de la información judicial, en la que se constató que “el 90% de los jueces consideraban que los medios de comunicación no informan con objetividad la realidad judicial”.

En este contexto, ha indicado que muchas veces prima más “el espectáculo mediático” que una información veraz: “Los jueces estrella son una figura muy querida por los periodistas y a veces se olvidan de los que se quedan en sus despachos”, ha manifestado.

También, ha hecho referencia al “inmenso poder” de los periodistas, no solo por marcar la agenda de la actualidad, sino porque “además de información, son capaces de generar opinión”.

Por otro lado, Ignacio U. González ha señalado que los jueces deben ser conscientes de que la forma de dar a conocer su actividad es a través de los medios de comunicación, y que por ello “es fundamental conocer cuál es el tratamiento informativo que se da a los procesos judiciales” y ha recordado que existe “una distorsión de la actividad judicial por parte de los periodistas”.

Una cuestión que a juicio del magistrado influye en la percepción que tienen los ciudadanos de la justicia es la “formación de los periodistas”, ya que “en general, no tienen un conocimiento adecuado para tratar temas judiciales, y sobre todo, presentan normalmente una falta de precisión en el uso del lenguaje jurídico”.

Fotografía: UIMP | Esteban Cobo