Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

La UIMP acoge un encuentro que plantea el potencial de la inmunoterapia en la terapia oncológica

Santander.- “Con la modalidad terapéutica CART no se va a acabar el cáncer, pero sí se abren nuevas puertas a tener moléculas mucho más activas para manipular el sistema inmunológico debilitado en el paciente oncológico. Con este tipo de planteamientos estamos logrando estimular y alertar al sistema inmunológico y, por lo tanto, educar a esos linfocitos de nuevo”. Así lo ha confirmado el doctor Jesús María Hernández Rivas, especialista en investigación clínica en hematología y hemoterapia del Hospital Universitario de Salamanca, durante un encuentro organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Durante la jornada Células CART: de la promesa a la realidad, organizadas en colaboración con la compañía biotecnológica Celgene, el también catedrático en la Universidad de Salamanca ha querido destacar que “se trata de una técnica totalmente novedosa y muy distinta de lo que se ha hecho hasta ahora. Es una revolución absoluta por la cual, mediante esta terapia con células del propio enfermo enseñadas y entrenadas en el laboratorio, se puedan matar las células malignas del propio paciente”, ha señalado Hernández.


Por su parte, el doctor Álvaro Urbano Ispizúa, director del Instituto Clínic de Hematología y Oncología (ICMHO) del Hospital Clínic de Barcelona, ha indicado que “las células del sistema inmunológico del paciente son reeducadas genéticamente para que sean capaces de identificar y proliferar en contacto con un antígeno leucémico. La gran ventaja es que perviven en el paciente, es decir, es como un medicamento vivo que va a estar durante mucho tiempo en la sangre del propio paciente”.


Además, el experto ha querido destacar que se ha comprobado que “el sistema CART es muy eficaz en lo que conocemos como hemopatías malignas, es decir, en los cánceres de la sangre y, dentro de estos, en la leucemia linfoide aguda y en linfomas”. Además, el doctor ha asegurado que “los resultados clínicos son muy buenos en leucemias linfoblásticas agudas, tanto del niño como del adulto, y en los casos de linfoma”.


Objetivo: optimizar la atención al paciente

En su ponencia el doctor Jens Hasskarl, senior medical director Clinical Research and Development de Celgene, ha señalado que “las células CART tienen el potencial de curar a los pacientes que se quedan sin opciones de tratamiento”.


En cuanto a la fabricación de las células CART, este experto ha destacado que “es un proceso complejo y requiere una logística optimizada. Si bien el transporte transfronterizo de células es estándar para muchos centros clínicos de trasplantes, se trata de una novedad para las compañías farmacéuticas y están aprendiendo a hacerlo a mayor escala”. Sin embargo, debido a la complejidad de esta terapia, los centros clínicos están ahora estableciendo equipos especializados de CART para optimizar la atención al paciente, “lo que lleva a un cambio de los equipos de indicación unidisciplinar a equipos interdisciplinares en todos los departamentos”, ha añadido.


Por último, el doctor Hasskarl, ha señalado que la reciente aprobación de Kymria® por la Food and Drug Administration (FAD), la agencia de regulación de medicamentos de los EEUU, es una señal “emocionante” de que estas terapias se pueden desarrollar a nivel mundial.


Apuesta por la formación presencial

Según los directores del encuentro, el papel de la formación actualizada de los profesionales médicos adquiere un papel muy relevante en el traslado de todos estos avances. “Lo que hemos querido recoger en el curso es la divulgación a nivel de la comunidad científica española. No se conoce mucho este tipo de tratamiento, acerca de él”, ha explicado Hernández. En este sentido, ha confirmado que “aunque se tienen unas líneas generales, se desconocen muchos de los aspectos íntimos del tratamiento: cómo funcionan, qué posibilidades de manipulación de estas células se pueden llevar a cabo en el laboratorio para hacerlas más eficaces como tratamiento, qué alternativas hay al uso de las CART basadas en los mismos principios de terapia”.


Además, el director del encuentro ha hecho alusión al reto que supone esta modalidad en el marco regulatorio. “Razón por la cual también hemos invitado al curso a representantes del Ministerio de Sanidad y a miembros de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios para que nos aporten su visión acerca de los aspectos regulatorios”, ha explicado.


Inauguración

El encuentro, en cuyo acto inaugural ha participado la consejera de Sanidad del Gobierno de Cantabria, María Luisa Real, y el rector de la UIMP, César Nombela, abordará la inmunoterapia con células T CART "en el cual se han depositado muchas esperanzas para la cura de algunas enfermedades, y que es una línea de investigación con gran potencial en la terapia oncológica", ha indicado Real.


Además, la consejera ha hecho un llamamiento hoy a la industria farmacéutica para que contribuya a la sostenibilidad del sistema sanitario "porque no hay mejor responsabilidad social corporativa que la de contribuir a la sostenibilidad de los sistemas sanitarios públicos, ya que son instrumentos eficaces de equidad, cohesión social y territorial, al permitir a todos los pacientes acceder, en condiciones de igualdad, a medicamentos que pueden mejorar su calidad de vida e incluso salvársela”.


A su juicio, las empresas farmacéuticas “deben favorecer el acceso de los pacientes a medicamentos con un precio justo, que incluya el coste de la investigación, el coste de la producción y el legítimo beneficio empresarial”.


Este encuentro ha logrado reunir a médicos especialistas en Hematología, Inmunología, Hematología Pediátrica y Oncología Médica, investigadores y miembros de Agencias Reguladoras y Evaluadoras de medicamentos, y también a aquellas personas interesadas en profundizar en la inmunoterapia como una de las vías con mayor potencial en terapia oncológica.

 

Fotografía: UIMP 2017 | Esteban Cobo