Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Los retos en la gestión de patentes y marcas, a debate en la UIMP

Santander.- La directora del Departamento de Patentes e Información Tecnológica de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), Mª José de Concepción y el registrador de la Propiedad Intelectual de la Oficina de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Alejandro Puerto Mendoza, han participado en una mesa redonda, moderada por la directora del Departamento de Coordinación Jurídica y Relaciones Internacionales de la OEPM, Cristina Fernández, en el seminario Patentes, marcas, diseños: Retos futuros que se celebra estos días en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Puerto Mendoza ha destacado que “el titular de los derechos es la persona física que crea la obra”, por lo que “si viene una empresa al registro tiene que acreditar la transmisión de dichos derechos. Muchas solicitudes decaen por la falta de presentación de ese contrato de cesión de los derechos de propiedad intelectual”. Asimismo, ha señalado la importancia de ser consciente de los derechos que otorga la ley, tanto desde la perspectiva de quien encarga la obra como de quien la realiza, pues la propiedad intelectual tiene “una serie de peculiaridades que conviene consultar con una persona especializada”, ha aconsejado.

Respecto al plagio a nivel de propiedad industrial, de Concepción ha recordado que “si una marca escoge una forma gráfica o una denominación muy parecida a otra ya existente en relación a productos del mismo sector, consideramos que hay una vulneración de derechos por la confusión a la que pueden llevar al usuario”. En el ámbito de la propiedad intelectual, ha apuntado Puerto Mendoza que “aunque se hable coloquialmente de plagio de marca, jurídicamente lo que se produce es un uso no consentido de la marca o de la obra”.

Durante la mesa redonda también se ha abordado el uso fraudulento de dominios en internet, sobre lo que Puerto ha apuntado que el problema está en que la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números, (ICANN), creó un sistema con el criterio de que “el primero que llega es el que se lo queda, tenga derechos o no sobre el nombre dominio”, de modo que los titulares que tenían derechos previos se han visto invadidos por terceras personas, que de forma fraudulenta han registrado sus dominios. La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) ha puesto en marcha “un sistema de resolución extrajudicial de nombres de dominio para resolver los casos, de modo que si el propietario acredita su titularidad y ha habido un registro ilícito o de mala fe por un tercero, el dominio se recupera”, ha apuntado.

Fotografía: Crédito UIMP 2017/Juan Manuel Serrano