Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

Actualidad UIMP

Paula Ortiz: “En España ni una sola directora ha dirigido un proyecto de gran envergadura”

Santander.- “A día de hoy, en España, ni una sola directora ha dirigido un proyecto de gran envergadura”, ha afirmado la directora, guionista y productora Paula Ortiz, que ha reivindicado el papel de la mujer en el séptimo arte y en el mercado laboral en general. Lo ha hecho con motivo de su intervención en el encuentro Del escenario a la pantalla: teatro y cine en España, 1990-2016 de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Durante unas declaraciones a los medios, la cineasta aragonesa ha asegurado que “cuando los grupos mediáticos plantean grandes producciones, nunca se pone encima de la mesa el nombre de una mujer", un hecho que llama su atención por “la indiscutible valía artística en festivales, crítica y taquilla” de las directoras de este país, que “con los presupuestos que manejan y se les conceden, muchas veces dan mejores resultados que sus compañeros”. En este sentido, ha aplaudido que en la actualidad sea “un tema que afortunadamente ha salido a debate”, motivado en gran medida por las reivindicaciones de actrices de Hollywood. Sin embargo, como ha expresado, “lo que ocurre en el cine no deja de ser lo que sucede en cualquier área laboral”.


La directora de La novia y De tu ventana a la mía también se ha referido al paso de los cineastas del corto al largometraje, un salto que, a su parecer, “es complicado porque laboralmente el mercado del cine está muy restringido”. Como ha explicado, todo proyecto cinematográfico exige de “una gran inversión económica, humana y técnica”, para después competir con el cine norteamericano o de otros países. “Además de las capacidades creativas de todo proyecto cultural, exige mucha resistencia física y mental”, ha advertido, haciendo mención a las dificultades que se presentan en el camino. Desde luego, se trata de baches que no frenan sus ganas de seguir trabajando, y es que, en la actualidad, prepara dos proyectos: la adaptación de El arte de la entrevista de Juan Mayorga y una revisión libre del cuento popular Barba Azul.


Ortiz también se ha referido a su comunidad autónoma, Aragón: “Por alguna extraña razón, hay una gran tradición y creo que es por eso de que en el cine existe una gran resistencia”, ha indicado haciendo referencia a muchos directores de su tierra como Buñuel, Saura o Borau “caracterizados no solo por su genio y su inteligencia, sino por su resistencia”.


Intervención en el encuentro
Paula Ortiz ha reflexionado sobre algunos planteamientos u obstáculos del proceso de adaptación del texto de Lorca a la gran pantalla durante su intervención en el encuentro Del escenario a la pantalla: teatro y cine en España, 1990-2016 de la UIMP, en el que seguidamente se ha proyectado La novia. Con esta película, igual que con De tu ventana a la mía, la cineasta tenía la sensación de que sería la última “por esa sensación tan precaria e incierta en la que vivimos en España de creer que nunca va a haber recursos ni posibilidades de hacer un proyecto más”.


La ventaja de esto: hacer lo que verdaderamente se quiere. Por eso se atrevió con Lorca, autor muy versionado, pero que no ha sido abordado por las nuevas herramientas o el lenguaje actual del cine español. En este sentido, la directora aragonesa ha reflexionado sobre la riqueza de los autores en español: “En otros países tienen una enorme voluntad de jugar con sus textos literarios”, ha asegurado haciendo alusión, por ejemplo, a las distintas versiones que se han hecho en Inglaterra con las obras de Shakespeare. “Nosotros tenemos miedo a meternos ahí”, ha añadido.


“El cine en general, que viene del romanticismo y de los códigos melodramáticos, no ha asumido la tragedia como una posibilidad”, ha revelado la cineasta haciendo mención a otra de las dificultades que supuso el llevar al cine Bodas de sangre. En su opinión, hay pocos autores que se planteen estas dimensiones, algo que para ella se trata de un error: “La tragedia es un género, desde nuestra perspectiva, imprescindible en este momento”, ha dicho. Es el género de las crisis, grietas y bisagras históricas: “Lorca ahora es más necesario que nunca, contando con las herramientas que tenemos hoy, porque él se asoma a esa grieta, y se hace esas preguntas primeras y últimas de la tragedia”, ha añadido.

Fotografía: UIMP 2017/ Esteban Cobo