Menu
 
Buscar en la Web Buscar en la Agenda

La UIMP debate sobre los retos en movilidad colectiva

Santander.- “La situación de los contratos del ministerio es conocida. Tenemos muchos contratos caducados, pendientes de licitar, que hemos ido retrasando por distintos problemas que hemos sufrido, especialmente una elevada judicialización”, ha afirmado el director general de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, Joaquín del Moral Salcedo. Lo ha dicho durante su intervención en una mesa redonda del encuentro El futuro de la movilidad colectiva de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Durante la mesa redonda, moderada por el periodista de El independiente Pablo García, en la que también ha participado el director general de Transportes del Gobierno de Castilla y León, Ignacio Santos Pérez, del Moral Salcedo ha asegurado que, a día de hoy, tienen ochenta y tres contratos, de los cuales cuarenta y uno están pendientes de licitar. Asimismo, ha explicado que se ha alcanzado “un nivel más que aceptable” en seguridad jurídica: “Habiendo obtenido esa seguridad jurídica, ahora queremos centrarnos en un aspecto que consideramos muy relevante, la sostenibilidad económica de los contratos”, ha destacado. Por eso, su objetivo reside en “adjudicar contratos en términos económicos razonables, que exista equilibrio y que garantice una viabilidad durante todos los años de vida útil del contrato”. A su parecer, “esta es la mejor manera posible para garantizar que esos servicios se presten con calidad, seguridad y sobre todo, que se cumpla el contrato”.


El director general de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento ve “con cierto agrado” el crecimiento de vehículos matriculados: “Estamos en un momento que de alguna forma consolida esa ansiada recuperación. Seguimos teniendo una flota que es un referente, me refiero a los autobuses que están adscritos”, ha declarado. Haciendo mención a los viajeros, Del Moral Salcedo ha resaltado que, al año, se desplazan en torno a veintiocho millones de viajeros en el ámbito de las concesiones del Ministerio de Fomento. “La distancia media que recorría un viajero en los años noventa rondaba los setenta y nueve kilómetros, y ahora estamos a ciento noventa, con una ocupación media de los autobuses de veintitrés pasajeros”, ha añadido.


Por su parte, Ignacio Santos Pérez ha reflexionado sobre la sostenibilidad del sistema de transporte en Castilla y León, vinculada, entre otras cosas, a la configuración socioterritorial de la Comunidad Autónoma, su configuración jurídico administrativa y del modelo de futuro que se propone. En este sentido, ha recordado que se trata de “una de las regiones más extensas de Europa”, en la que el 80% de la población vive en el 12% de los municipios de Castilla León, “datos que la Comunidad Europea necesita para entender la distinta situación de España, y de Castilla y León en este caso, a la hora de hacer el paquete de transportes viajeros”.

Fotografía: UIMP 2017/ Esteban Cobo